¡Wauu! ¡Qué año! 2015

el

No había tenido tiempo de recapitular mi 2015.  Las actividades de navidad y fin de año absorbieron mi tiempo.

Pero hoy me dije:  “¡no es posible!”, he visto a otras personas escribiendo sobre su balance del año, sus nuevas metas y expectativas.   No puedo dejar este año sin una conclusión de lo que significó para mí.

Ya tengo escritos mis propósitos, espero que también tú los tengas y si no fuera el caso, te animo a que escribas los tuyos. Aunque pienses que es una pérdida de tiempo porque al final cuando los revisas no los cumples, no importa.  Hazlo diferente esta vez, plantea metas pequeñas que sean más realistas y así empezarás a ver cambios con más rapidez.

Una persona se propuso bajar de peso, como cada año, sin embargo nunca lo lograba.  Al empezar el nuevo año, pensó, “si nunca lo logro es talvez porque las metas que me he puesto no son realistas”, así que decidió bajar tan solo 5 libras ese año y mantenerse.  De esa manera logró llegar a su meta en 4 años y mantenerse porque se volvió en un hábito.

Lo mismo podemos hacer nosotros, decidir empezar por cambios pequeños para lograr nuestros propósitos.

Pero regresando al tema……..Wauu!!! ¡Qué año el que Dios me permitió vivir! Pero lo más importante de todo son las experiencias vividas, cada una de ellas se han convertido en lecciones y he aprendido muchas cosas.

Tuve alegrías y tristezas, cambios en mi entorno y a nivel interno.  Adaptación a nuevos ambientes, horarios, nuevas formas de hacer las cosas.

Los avances también no dejaron de hacerse presentes, uno de ellos que me trae bastante satisfacción es el hecho de haber cerrado todos mis cursos de la universidad y haber avanzado hacia el último tramo del camino, los seminarios.

Entre el día a día también veo como crecen mis hijos.  Me llena de alegría y emoción ver como maduran, como juegan, como aprenden, como ríen pero sobre todo como me abrazan y me dicen mamá.  Es un sentimiento tan gratificante.

Al mismo tiempo mi corazón se acongoja porque cada día que pasa los veo crecer mas y sé que algún día se irán de mi lado.  Es algo que definitivamente tiene que suceder aunque cuando llegue el momento sé que será difícil pero así es la vida.  Para eso los educamos para que un día puedan volar y puedan lograr sus sueños como nosotros lo hicimos.

Este año, con todos sus altibajos, fue un año en el que mejoró mi relación con Dios.  He aprendido a depender cada vez más de Él. Cambios se avecinan en mi entorno pero confío en que son planes de bien y no de mal para darme un futuro lleno de esperanza.

Aprendí que todo lo que pasa a mi alrededor tiene un motivo y una razón.  También empecé a comprender el motivo de mi existencia, el ¿por qué existo?, eso me dio mucha paz y seguridad.  Cada día que viví, sentí el favor de Dios hacia mi persona y mi familia, es por eso que estoy tan agradecida con Él y tengo tantas razones para estar agradecida.

Me siento expectante del nuevo año.  Lo recibo con ansias porque sé que estoy comenzando una nueva fase, un nuevo tiempo.  Es por eso que escribo para que quede historia del presente y no se borre de mi memoria.

¡Deseo que tu 2016 sea espectacular!

life-is-beautiful-960028_1280


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s