Infografía: ¿Cómo manejar la frustración?

Me levanté uno de esos días (que te aseguro no han sido pocos, es por eso que me di a la tarea de investigar como lidiar mejor con este tema), pensando y recordando la lista de tareas por cumplir. Mientras más pensaba, más cosas pendientes recordaba y más me estresaba.

Entre proyectos pendientes de la universidad, hijos, casa, trabajo y mi esposo de viaje, sentí volverme loca.  ¡No, no, no, no!…….no puedo seguir así, pensé, tengo que organizarme, priorizar y pensar de manera clara para poder sacar adelante las cosas.

Lo que es muy importante pero olvido con facilidad es que tengo que aprender a decir no.  Continuamente estamos en esta carrera, viviendo la vida a 100 kilómetros por hora y queremos cumplir con todos los compromisos para no quedar mal, para no herir a esas personas que tanto queremos pero no se puede.  Debemos aprender (esto lo tengo que aplicar mucho en mí) que no vamos a poder quedar bien con todos, asistiendo a todos los eventos que nos invitan.  Llega un momento en la vida que nuestro círculo de conocidos se extiende tanto que no tenemos la capacidad de quedar bien con todos.

chess-603624_1280

¿Alguna vez has jugado ajedrez o has visto como juega alguien? El ajedrez es un juego para el cual necesitas mucha concentración ya que cada jugador debe mover de manera distinta cada una de las 16 piezas que se le asignan, 32 en total.

La persona se debe concentrar porque debe pensar en sus movimientos y en los que el contrincante puede hacer.  El buen jugador tiene paciencia y no se desanima fácilmente ante un mal movimiento, espera la mejor ocasión para poder ganar la partida.  El mal jugador se desespera ante un revés y abandona el juego. Esto también nos puede ocurrir a las personas cuando las situaciones no son lo que esperamos.

Esta analogía nos puede servir para entender que en la vida pasa lo mismo, así como podemos tener buenas partidas también pueden haber reveses, lo importante es cómo las jugamos.

Cuando tenemos reveses en la vida o las situaciones suceden de formas que no esperamos es cuando surge la frustración. La frustración es un sentimiento que nos provoca impotencia, desmotivación, ansiedad, evasión, agresión, escape, estrés entre otros. Es bastante común y si no aprendemos a manejarlo y a canalizarlo de una manera positiva nos puede conducir a la decepción.

Todos tenemos dosis de frustración durante el día y muchas veces la confundimos con el fracaso, sin embargo en realidad es la consecuencia del fracaso. Por ejemplo, si fallamos en algún proyecto, o no alcanzamos una meta u objetivo, o una persona querida nos traiciona, entonces nos sentimos fracasados y es cuando la frustración aparece.

La frustración en sí no es mala, se vuelve dañina cuando dejamos que se vuelva una fase permanente.  Debemos entender que la frustración es un mecanismo que nos permite adaptarnos al medio, por medio de ella podemos encontrar nuevas formas de manejar las situaciones, hasta nos permite ser creativos ya que nos vemos obligados a luchar por nuestro objetivos y corregir el rumbo de lo que nos hace tropezar.

Espero que esta infografía te sirva para canalizar de una mejor manera la frustración y yo también espero ponerla en práctica la próxima vez que me sienta desesperada.

Hasta pronto,

como-manejar-la-frustracion (3)

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s