¿No tienes tiempo para el ejercicio? 10 minutos diarios pueden hacer la diferencia

Tengo muy presente cuando de niña mi madrecita (así le digo de cariño a mi madre) llegaba del trabajo por las tardes y se ponía a hacer ejercicios en el patio de nuestra casa.  Al verla, mi hermana y yo también tratábamos de imitarla.

Es una imagen muy vaga y distante la que guardo en mi memoria pero sin duda me influenció.  A partir de los 16 años empecé a ir al gimnasio y a sentir la necesidad de mantenerme activa.

Por circunstancias de tiempo más que cualquier otra situación, he dejado éste hábito por períodos a lo largo de mi vida y lo he vuelto a retomar por temporadas.

Todos sabemos que el hacer ejercicios es muy beneficioso para la salud.  Y de pronto nos damos cuenta que estamos llegando a una edad en donde el hacer ejercicio no es un opción sino una obligación.

El año 2015, ha sido un año de mucho estrés a nivel personal. He tenido que combinar mis múltiples actividades (hijos, esposo, casa, universidad, trabajo, mudanza, tráfico) y no he tenido tiempo para mí.

Cuando tuve mis vacaciones en octubre, decidí que nuevamente iba a retomar el hábito y así lo hice.  Mi esposo me regaló una elíptica hace años y cuando nos mudamos a nuestra nueva casa le dije que me la pusiera en nuestro cuarto de baño, con la esperanza de que al verla allí me decidiría a comenzar.

0010797927M-1920x1280

Parece que mi estrategia dio fruto porque aunque no la usé durante todo el año sino hasta octubre, el estarla viendo a diario me recordaba que tenía que darle uso.

¡Ahora puedo decir que llevo 6 semanas haciendo ejercicio!

En cuanto mis hijos empiecen el colegio tendré que organizar mi horario nuevamente para lograr mantener el hábito.  ¡Esta vez no pienso dejarlo!

Lo que normalmente hacemos es comprar esta clase de aparatos con el propósito de hacer ejercicios en casa, sin embargo, esta premisa no siempre se cumple.  Para que se haga realidad hay que tener determinación y voluntad.

En realidad lo importante es hacer ejercicios, no importa sino tienes una máquina, sino puedes pagar un gimnasio, solamente comienza a ejercitarte.  Puedes salir a caminar o correr por las tardes o por las mañanas o busca lo que mejor se ajuste a tu persona.

0008716689F-849x565

Los beneficios que obtendrás los agradecerás en un futuro.  Los expertos recomiendan hacer ejercicio por lo menos media hora diaria, cinco días a la semana pero realmente ahora no cuento con ese tiempo por lo tanto, empezar con diez minutos diarios por lo menos para evitar el sedentarismo es mejor que nada.

¡Lo importante es que empieces!

¿Realizas alguna actividad física?   Deja abajo tus comentarios.


P.D. Siempre te recomiendo que consultes con un médico antes de empezar alguna actividad física.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s